miércoles, 11 de julio de 2018

Aloes en Canarias

Cuatro especies han conseguido adaptarse y escaparse de jardines y cultivos.
Aloe arborescens, A. ciliaris, A. maculata, A. vera.

Los nombres comunes por los que suelen ser conocidas en las islas: Pita, piteras, sábila,  pita sábila, acíbar.

El género Aloe, pertenece a la familia Xanthorhoeaceae, y consta de más de 500 especies aceptadas y un buen número más pendientes de resolver.
Todas las especies del género que crecen de forma silvestre en Canarias, han sido introducidas, bien por su utilidad medicinal u ornamental, el género es originario del Sur y Sureste del continente Africano.
Probablemente el Aloe vera es la más conocida, ya desde la antigüedad, los árabes y los griegos escribieron sobre ella, por sus extraordinarias propiedades medicinales, sobre todo, por su gran poder cicatrizante; aunque  no solo ha tenido importancia por sus propiedades medicinal, también, fue considerada sagrada por muchas culturas antiguas, no sólo en su lugar de origen, Sudáfrica, sino también, en algunas culturas Americanas, donde se cree que fueron los españoles los que las llevaron durante la conquista. Hoy día vuelve a recuperar protagonismo y en la actualidad hay toda una industria cosmética en torno a ella.

Como curiosidad añadir que en Canarias, antiguamente, se les daba de comer a las gallina, como remedio casero para curar el “gogo” (consistente en un tumorcillo en la lengua que no las deja cacarear).
(http://www.academiacanarialengua.org/palabra/gogo/)


Todas las especies comparten algunas características:  Hojas suculentas, más o menos acanaladas, dispuestas en rosetas que se agrupan al final de las “ramas”, variables en tamaño y color.
Las flores crecen en forma de espiga, más o menos densa, son estrechas, tubulares y acampanadas, pistilo y estambres suelen sobresalir de la flor.


Los frutos son capsulas lobuladas.


Suelen generar gran cantidad de néctar, lo que las hace muy atractivas para insectos y aves.



Aloe arborescens Mill.
Está presente en La Palma, Tenerife y Gran Canaria.


Tamaño:
Puede superar los 3 m. de altura


 Formar setos muy compactos.


Tallos:
Largos y robustos


Conservan las hojas secas, en cultivo suelen retirarse.


 Pueden estar ramificados, pero siempre con ramificaciones mucho más delgadas y débiles.


Cuando la planta adquiere cierta talla, acostumbra a desarrollar raíces adventicias.


Las hojas, forma una roseta que se agrupan al final de las ramas.


Hojas acanaladas y curvadas hacia el envés.


Bordes con picos curvados hacia el ápice de la hoja.


Flores en espiga, las flores permanecen erectas hasta que maduran y se abren, luego tienden a colgar.


Espiga floral que suele estar ramificada, pero puede no estarlo.


Flores tubulares, ápice verdoso o amarillento.
 



Aloe ciliaris Haw.
Está presente en Tenerife y Gran Canaria.


Tamaño:
 Es una planta trepadora, que puede formar un arbusto de hasta 1m de alto, sus tallos pueden superar los 5m. de longitud si tiene por donde trepar o extenderse.

Tallos:
Largos y sarmentoso, generalmente delgados, de 1 a 1’5 cm de diámetro, de color verde, plateados al envejecer, con las cicatrices de las hojas caídas.


Roseta:
Las hojas opuestas amplexicaule (abraza al tallo) algo distanciadas que se acumulas en el extremo de las ramas.


Hojas:
Verdes a verde pálido, lanceoladas, de hasta 15 cm, acanaladas.


Bordes:
Con dientes pequeños algo blanquecinos


Flores:
Inflorescencias en espiga, poco compacta, de 20-25 cm de altura, flores tubulares y colgantes, de color naranja, teñidos de amarillo verdoso en el extremo.



Aloe maculata All
Está presente en La Palma.


Tamaño:
Puede superar el 1’5 m. de altura y formar setos compactos.


Tallos:
Suele ser de tallo corto y roseta casi rastrera, algunos ejemplares longevos pueden crear tallo.


Roseta:
No suele superar 30 cm de altura y 40 cm de diámetro.


De color verde a verde-azulado o pardo rojizo.


Hojas:
Son justamente las manchas (maculas) que tienen en las hojas las que dan nombre a la especie y su carácter más diferenciador.


Bordes:
Con dientes grandes y poderosos


Flores:
Espiga floral ramificada.


Flores tubulares, en  racimos colgantes, de color naranja o rojizo.


El extremo de las flores blanquecino.
Con estambres y estilo sobresalientes.



Aloe vera (L.) B
Está presente en todas la islas.


Tamaño:
Puede superar los 1’5 m. de altura y formar setos muy compactos.


Sin duda es la especie más extendida en Canarias.


Tallos:
Generalmente es Acaule (sin tallo) o de tallo corto.


Roseta:
Con hojas grandes, que tienden a lo vertical, puede superar los 80 cm. de altura y de diámetro.


Hojas:
Las hojas pueden alcanzar 40 – 50 cm de longitud y 7 cm o más de ancho en la base.
De color verde grisáceo y tonos rojizos en condiciones más secas.


Las hojas de las plantas jóvenes, suelen tener manchas que pueden hacer pensar en Aloe maculata, por lo que habría que atender a la forma de las hojas y al entorno de la planta.


Bordes:
Con márgenes dentados, con el extremo del “diente” marrón-rojizo.


Flores:
Espiga floral generalmente ramificad, puede alcanzar el metro de altura, el doble de tamaño que las hojas.


Flores agrupadas en espiga cónica, compacta y larga.


Tubulares amarillo verdoso


Estambres y estilo sobresalientes.


sábado, 28 de octubre de 2017

Piteras o Agaves en Canarias.

Los  nombres de Pitera, Pita o Agave son los más habituales, pero también se oyen otros nombres, sobre todo a personas de origen Sudamericano, sisal, mezcal, maguey, cabuya, etc.
Imagen retocada digitalmente.


El género Agave, pertenece a la familia de las Agavaceae y consta de unas 250 aceptada, además de un buen número de especies pendiente de revisión.
 Las Piteras o Agaves, son originarias de México y el sur de Estados Unidos, en Canarias son especies introducidas e invasoras y en algunos casos se comportan de forma muy agresivas y terminan por desplazar a las especies nativas.



Probablemente comenzaron a llegar con el regreso de “los conquistadores del Nuevo Mundo” por sus múltiples utilidades, en la actualidad, su uso es casi exclusivamente ornamental.


El fin de esta entrada, no es hacer un trabajo exhaustivo del género, ni siquiera de las especies presentes en Canarias, simplemente aspira a mostrar una serie de detalles morfológicos que ayuden a la identificación de las diferentes especies que se han asilvestrado en las islas.


De manera que daremos unas pinceladas generales sobre el género y luego nos centraremos en las seis especies presentes de forma silvestre en las islas.
Especies precentes en las islas:
Agave Americana, Agave attenuate, Agave ferox.
Agave fourcroydes, Agave sisalana, Furcraea foetida.


Las especies presentes en Canarias tienen hojas carnosas.


Lanceoladas

Terminadas en punta rígida a excepción de una especie.

Dispuestas en forma de roseta basal.

Tallos generalmente cortos, con alguna excepción.
Hojas sésiles,  imbricadas.


Pueden tener o no tener, picos en el margen de las hojas.

El color va desde el verde pálido al azul-grisáceo.
  

Son especies monocárpicas, (florecen una sola vez y después mueren).

Dependiendo de la especie, puede tardar, de 2 a más de 20 años en alcanzar la madurez para florecer.
La espiga floral conocida por “maguén”, surge del centro de la planta.

 Las hojas se distancian, convirtiéndose en brácteas cada vez más cortas.

  
De las  brácteas del extremo surgen las flores.
 


 Pueden tener forma paniculadas o de espiga.
 



Agave americana.
Probablemente la más frecuente y extendida.



Porte de la planta:
Porte elegante puede superar los 8 m. de altura.


Roseta basal:
Las hojas pueden superar los 1’5 m de largo



Color de las hojas:
Verde claro-grisáseo a gris-azulada.



Ápice:
Con punta cónica, grande, oscura y rígida.
Las heridas causadas por la punta o los picos, suelen infectarse y tardar curar.
  

Borde de la hoja:
Con picos grandes, poderosos y ganchudos, distanciados entre sí.


Dejan profundas huellas es la hojas contiguas.
 



Tallo Florífero, Maguén o Espiga:


El tallo florífero se desarrolla lentamente y puede superar los 8 metros.


Flores:
Surgen de las brácteas terminales del “maguén” (tallo florífero)


En forma de panícula densa, sobre tallo prácticamente horizontal.


Flores hermafroditas, tubulares, de 5-10 cm de largo, de color verdoso en la base que se transforma en amarillo intenso hacia los “pétalos”.


Estambres y estilo alargados que sobresalen de la corola.


Fruto:
Capsulas alargadas que contienen gran número de semillas.


Semilla negra




Plantuelas:
El gran poder invasor y su agresividad, se debe a que en la planta madre, en el lugar de las flores, se forman gran número de plantuelas, totalmente formadas.


 En cuanto caen al suele enraízan con gran facilidad y rapidez.


Notas:
Otra variedad cultivadas, con algún ejemplar asilvestrado.
Agave americana var. marginata.





Agave attenuata.
Porte de la planta:
Elegante y muy ornamentas.

  
Roseta:
Puede superar el metro de diámetro.

  
Hojas:
Ovado lanceoladas, acuminadas y carnosas, de hasta 70 cm de longitud.


Color:
Verde pálido, recubiertas de una capa serícea que le da un aspecto sedoso y glauco (azulado)


 Esta capa, repele el agua y hace que se deslice con facilidad hacia el tallo y raíces de la planta.


Ápice:
Flexible, no punzante, que suele secarse pronto.


Borde de la hoja:
Entero y sin espinas.


Tallos:
Sus tallos suelen alcanzar los 50 cm, pero ocasionalmente pueden superar 1 m. de altura.


Cuando hojas viejas caen o se quitan, dejan visible el tronco fibroso y las profundas huellas de las hojas.


Ocasionalmente puede verse ramificado.


Tallo florífero, Maguén o Espiga:
Es cónica y densa, puede tener un tamaño de 2,5 a 3 metros incluso superarlo, suele estar curvada debido a su propio peso.


Flores:
Surgen del tallo de forma muy densa y van madurando de forma progresiva.


Las  flores de color amarillo-verdoso, con estambres y estilo mucho más grandes que los pétalos.


Tiene tal cantidad de néctar que al menor movimiento se derrama.



Agave ferox C. Koch
Ejemplar impresionante y a los que no dan ganas de acercarse.



Porte de la planta:
Puede superar los 10 metros de altura.


Roseta:
Las hojas pueden superar el 1’5 metros de longitud, por lo que la roseta supera fácilmente los 2 metros de diámetro.


Color de las hojas:
Verde oscuro algo azulado.
(Profundas huellas dejadas por los picos)


Ápice:
Punta rígida y punzante que puede superar los 10 cm de largo.


Borde de la hoja:
Con picos enormes y curvados que le hacen merecedor de “Ferox”


Tallo florífero Maguén o Espiga:
Surge del centro de la roseta distanciándose las hojas y puede supera los 8 m.


Flores:
De color amarillo verdoso, con estambres y estilo más largos que los pétalos y surgen  en ramilletes de las ramas laterales en el extremo del “maguén”


Fruto:
Capsulas alargadas que contienen gran número de semillas.


Por desgracia cada día se extiende más.




Agave fourcroydes Lem.
Henequén otro de los nombres con los que es conocida esta pitera.


Porte de la planta:
Porte elegante que supera los 8 m de altura al florecer.


Roseta:
Las hojas pueden superar el 1’5 m de largo, por lo que la roseta puede alcanzar los 3 m. de diámetro.


Color de las hojas:
Verde claro, cubierto de una capa serícea que le da un tono grisáceo y algo azulado.


Ápice:
Rígido y punzante de color oscuro y de hasta 3 cm de largo.


Borde de la hoja:
Con picos pequeños y próximos.


Tallo florífero Maguén o Espiga:
Supera con facilidad los 8 m de altura.


Flores:
De color amarillo verdoso, con estambres y estilo más largos que los pétalos.


Fruto:
Capsulas alargadas.


Plantuelas:
Se forman plantuelas maduras directamente en el maguén, que al caer al suelo enraízan con facilidad.


Del tallo de la planta madre también pueden surgir plantas maduras que facilitan su propagación.




Agave sisalana (Endelm.) Perr.

Porte de la planta:
Supera los 8 m de altura.


Roseta:
Las hojas pueden alcanzar los 1’5 metros de largo y unos 12 cm de ancho, lo que le da un aspecto alargado como de espada.


Color de las hojas:
De color verde-grisáceo, con una capa serícea que de un aspecto glauco (azulado).


Ápice:
Punzante, rígido y poderoso, de 1’5 a 2 cm. de color marrón oscuro.


Borde de la hoja:
Sin espinas en las hojas maduras.


Tallo florífero Maguén o Espiga:
Es muy elegante y ornamental, puede superar los 8 metros de altura.


Flores:
De color amarillo verdoso con filamentos y estilo que sobresalen y algo rojizos.


Fruto:
Cápsulas de hasta 6 cm de largo, rara vez se forman y las semillas


Plantuelas:
Forman platuelas que en cuanto caen al suelo enraízan, generalmente es la forma de propagación.


Las hojas jóvenes de las platuelas conservan los vestigios de las espinas, que desaparecen en las hojas maduras




Furcraea foetida (L.) Haw.
Esta pitera pertenece a la familia de las Asparagaceae.
Difícil de distinguir de los Agave en forma vegetativa, pero muy fácil cuando florece, por sus ramas laterales largas y floridas.


Porte de la planta:
Planta elegante y muy ornamental, que puede alcanzar los 8 m de altura al florecer.


Roseta:
Las hojas puede superar el 1’5 m de largo, esto y que suelen tener tallos que pueden superar el metro de altura, hace que podemos encontrar ejemplares de gran tamaño, incluso mayores de 3 metros de diámetro, sobre todo en la especie Furcraea foetida var. marginata (sinónimos: furcraea selloa var marginata).


Color de las hojas:
El color verde claro o pálido es muy característico.


En la especie F. foetida var. marginata se distingue fácilmente por su borde de color amarillo pálido


Ápice:
Terminan en una punta pequeña rígida y punzante.


Borde de la hoja:
Con picos ganchudos, más o menos grandes, distribuidos de forma irregular, en la parte inferior de la hoja y ausentes hacia el ápice de la misma.


Tallo florífero Maguén o Espiga:
Panícula larga y ramificada que puede superar los 8 m de altura, tiene un aspecto cónico pero desarbolado debido a la distribución de las flores.


Flores:
Pecioladas y colgantes, de color blanquecino-verdoso, algo amarillentas por el interior.


Estigmas y estilo más cortos que los pétalos.


Surgen en racimos, de ramillas secundarias, más o menos separados.


Plantuelas:
Surgen en el lugar de las flores y maduran en las ramas antes de caer al suelo.
Este es su mejor método de propagación


Por esta razon la especie, suelen ser frecuentes localmente, una vez se ha “escapado” del jardín

Notas:
Foetida hace referencia al mal olor que desprende la savia de planta, al ser cortada o machacada para extraer su fibra.



Resumen de Detalles Identificativos. 
Flores:
Fácilmente diferenciable los dos géneros.
Agave: flores en panícula
Furcraea: Flores colgantes en racimos.


Borde de las hojas:
Agave Americana: Picos grandes.
Agave attenuate: Sin picos en el borde.
Agave ferox: Picos muy grandes.
Agave fourcroydes: Picos pequeños y numerosos.
Agave sisalana: Sin picos en el borde.
Furcraea foetida: Picos irregulares hacia la base de las hojas.


Ápice:
Agave Americana: Rígido, grande y punzante.
Agave attenuate: Sin punta rígida.
Agave ferox: Rígido, Muy grande y punzante.
Agave fourcroydes: Rígido, grande y punzante.
Agave sisalana: Rígido, grande y punzante.
Furcraea foetida: Rígido, pequeño y punzante



CURIOSIDADES
Utilidades de las piteras:
La fibras de las hojas se utilizan para hacer cuerdas y estropajos, con el maguén (tallo florífero) tapas para barriles y como flotadores para aprender a nadar (mi madre contaba una anécdota al respecto), yo de chico, recuerdo hacer juguetes camiones, barcos, etc con el maguén, es muy blando y ligero.
A los Agaves, también se le atribuyen propiedades medicinales, para curar golpes, artrosis, curar heridas, y para prevenir el escorbuto y la anemia.
En Méjico se utiliza para elabora bebidas como el Pulque, el su famoso Tequila o el Mezcal  con gusano incluido, les aseguro que quitan el frio.
También tiene usos Industriales, farmacéuticos, productos de celulosa para papel, producción de etanol, etc.


Para saber más
Lista de especies:

Agave, Furcraea, Yuca:

Videos:
Elaboración de cuerda de pita.

Elaboración del pulque.

Vídeo dónde se ve un Agave, plantado en 1967 dentro de un pequeño invernadero y que ha crecido hasta producir un tallo floral de 9 metros de alto, que atraviesa el techo del invernadero.