viernes, 22 de mayo de 2015

Loro, laurel (Laurus novocanariensis).

Loro, laurel
  

Nombre científico: Laurus novocanariensis, Rivas Mart., Lousâ, Fern. Prieto, E.Díaz, J.C. Costa & C. Aguiar.
Antes Catalogado como: Laurus azorica.
Nombre común: Loro, laurel.
Familia: Lauraceae.
Es la especie que da nombre al bosque del que forma parte, “La Laurisilva”.


Esta entrada es un complemento de una entrada anterior “Arboles de Canarias”, http://jesuspalenbor.blogspot.com.es/2011/07/arboles-de-canarias.html
En la que se hacia una brevísima descripción de la especie y se daba algún que otro dato de interés, en este complemento se muestran detalles identificativos de la especie.


Porte:
Árbol de hasta 25 metros de altura.


En ocasiones forma bosquetes de troncos largos y elegantes.
Dice de él, Don J. de Viera y Clavijo en su “Diccionario de Historia Natural de las Islas Canarias”. […árbol frondoso, sagrado, poético, triunfador, Fausto, siempre verde y tan propio del temple de nuestras islas, que de él se componían principalmente sus espesos bosques.]


 Apenas dejan pasar la luz


De copa amplia en lugares abiertos.



 Tronco:
Robusto, más o menor recto, con pocos nudos y de madera muy dura.
Sobreexplotado por esta misma razón.


Sobre su tronco acostumbra a crecer un hongo parásito llamado: Madre del loro (Exobasidium lauri).
  

Que termina deformando el tronco en una  especie de “barriga” (cecidias), de ahí el nombre de “Madre del loro”



Corteza:
La corteza es pardo-grisácea, lisa, pero presentando pequeñas protuberancias (lenticelas).



Hojas:
Hasta 17 cm de largo, y hasta 6 de ancho, ovado-lanceoladas a lanceoladas, coriáceas.
Son menos aromáticas y algo más amargas que las del laurel mediterráneo utilizado comúnmente como condimento (Laurus nobilis).


Curioso y raro ejemplar con hojas tomentosas (con pelos).


Las pequeñas glándulas entre el nervio central y los nervios laterales, es el carácter más identificativo de la especie.
  

No siempre son tan visibles, en ocasiones, se ven mejor por el envés



Haz:
De color verde intenso y brillante.



Envés:
Verde más pálido y nervios resaltados.



Borde:
Entero.



Pecíolo:
De entre 1'5 a 2'5 cm de largo, pubescentes o glabro.
Base de la hoja cuneada.



Ápice:
Agudo



Flores:
Floración de febrero a abril.
De color blanco-amarillentas.
  

Flores dispuestas en grupos que surgen de las axilas de las hojas en las ramas terminales.


Flores, dispuestas en cimas axilares, sobre pedúnculo tomentoso de 0'5 a 1 cm de largo.


Inflorescencia densamente tomentosa.


Las cimas protegidas por brácteas caedizas, que se tornan marrón-rojizo al madurar.


En ocasiones forma ramilletes abigarrados de cierto tamaño.
  

Especie dioica, (flores masculinas y femeninas en arboles diferentes)
Femeninas.
Ovario súpero, nectarios prominentes.


Peciolo florar corto.


Masculinas
Numerosos estambres y las anteras se abren en dos valvas.
Según algunos autores, es al árbol masculino al que se le denomina “loro”


Peciolo florar tomentoso y más largo que en las femeninas.



Fruto:
Baya ovoide de 1 a 1’5 cm de un verde intenso con pequeñas manchas más claras.
Dice, Don José de Viera y Clavijo en su “Diccionario de Historia Natural de las Islas Canarias”.  […De estas bayas de loro se extrae un aceite craso, verdoso, del que se hacen velas en la isla de La Palma. Sirve para linimentos y emplastos. Las mismas bayas se reputan por emenagogas, nervinas, resolutivas y emolientes. También tiene uso en los tintes.]
  

El fruto se vuelve negruzco al madurar.


Con una pulpa verde y carnosa a modo de pequeño aguacate.


Pulpa delgada y de sabor amargo.



Semillas:
De 1 a 1’5 cm de largo, lobuladas y de color crema.


Cubiertas por una capsula delgada y algo rígida.
  


Cultivo:
La imagen corresponde a plántulas naturales.

Época de recolección de semillas: Septiembre - noviembre. Cuando la tonalidad de los frutos ha cambiando de verde a negruzcas.
Los frutos han de ponerse a la sombra para su secado.

Preparación para la siembra:
Se introducen en agua para ablandar parte carnosa.
Se eliminación la parte carnosa del fruto, (si se despulpan en tierno se ahorra tiempo y trabajo)
Se lavan para eliminar restos y se ponen las semillas a secar un par de días.
Luego se procede a su siembra de forma individual.



Curiosidades:

Son numerosas las referencias toponímicas al loro o laurel.
Barranco los Loros, el Paso, La Palma.
 Imagen de:

Barranco del Laurel, Moya, Gran Canaria.
Imagen de:


Este tronco de laurel intenta abrazar el tubo de agua que se interpone en su crecimiento.
  

En el escudo Tegueste (Tenerife), aparece el laurel representando los bosques de laurisilva de sus cumbres.
Imagen pertenece a la Web:
  

Se comercializan un “Aceite de Laurel” al que se le atribuyen propiedades medicinales.
Dicho aceite, es de Laurus nobilis, especie mediterránea que también se cultiva en canarias para uso culinario.
 Imagen pertenece a la Web:


Jabón de Aleppo.
Es un jabón vegetal a base de aceites de oliva y laurel.
Elaborado desde hace 2.000 años en la ciudad de Aleppo, norte de Siria.
Sirva esta referencia, como homenaje a ese pueblo que sufre desde hace años una terrible guerra.
Imagen pertenece a la Web:



Para saber más:

Arboles de Canarias:

Estudio de las propiedades de las hojas contra el Psoroptes cuniculi:
  
El efecto del aceite Laurus novocanariensis y el aceite esencial en la piel humana




domingo, 22 de marzo de 2015

Delfino (Pleiomeris canariensi)


Delfino (Pleiomeris canariensi)


Nombre científico: Pleiomeris canariensis (Willd.) A. DC.
Nombre común: Delfino.
Familia: Myrsinaceae.
Endemismo: Canario.
Distribución: Tenerife, Gran Canaria, Las citas para La Gomera y La Palma son dudosas y no se han confirmado.

Esta entrada es un complemento de una entrada anterior “Arboles de Canarias”, http://jesuspalenbor.blogspot.com.es/2011/07/arboles-de-canarias.html
En la que se hacia una brevísima descripción de la especie y se daba algún que otro dato de interés.


En esta entrada se muestran detalles identificativos de la especie.


Hábitat:
Se refugia en escarpes rocosos y húmedos o zonas marginales más o menos aclaradas y soleadas en el dominio del Monteverde y en las zonas más altas y húmedas del bosque termófilo, entre los 300 y 1.000 m de altitud, con orientación norte y bajo la influencia del alisio.
La población se estima en poco más de trescientos ejemplares.


Forma poblaciones pequeñas, generalmente constituidas por ejemplares solitarios a los que suele aparecerle numerosos brotes basales, con el tiempo pueden desarrollarse y parecer un pequeños bosques, aunque en realidad está formado por un solo árbol "genetas".
Esta característica la comparte con el Marmulán (Sideroxylon canariensis)

  
Porte:
Se trata de un árbol que puede alcanzar los 15 m de altura, aunque con frecuencia es de talla inferior.
Copa más o menos globoso estrecha.


La ramificación es abundante y de follaje persistente.


Tronco:
El tronco poco desarrollado y pronto ramificado.


En ocasiones los ejemplares longevos tienen apariencia de muerto y rodeado de brotes basales.


Ramas:
Las ramas jóvenes son verdes y cuentan con lenticelas.



Corteza:
Lisa, de color blanquecina a gris parduzca.


Las grandes cicatrices a modo de ojos, probablemente sean las antiguas lenticelas asociadas a ramas.



Hojas:
Es el árbol canario que tiene las hojas más grandes, este es uno de sus rasgos identificativos, pueden supera con facilidad los 25 cm. de largo y los 8 cm. de ancho.


Normalmente agrupadas al final de las ramas.


Alternas, de ovado a oblongas


Hojas duras, coriáceas, brillantes, glabras.


Nervio central prominente, más por el envés.



 Con la nerviación lateral muy reticulada.


Con pequeñas glándulas traslucidas.



Haz:
De color verde intenso, con aspecto reticulado.



Envés:
De un verde más claro, con nervio central muy marcado.



Borde:
Entero, algo ondulado y ligeramente revoluto.



Pecíolo:
Corto y base de la hoja cuneada.



Ápice:
Agudo, obtusos o redondeado.



Flores:
Florece de enero a junio.
Con numerosas flores blanquecinas


 Surgen en el extremo de las ramas jóvenes, en grupos pequeños.


Se disponen en grupos formados por pocas flores, sobre un pedúnculo subleñoso.


Axilares, subsésiles (sin pie).


Corola generalmente hexámera (con 6 lóbulos) aunque puede variar de 4-6.


Lóbulos unidos por la base, formando un tubo campanulado corto.


Flores hermafroditas, ovario súpero.
Con 4-6 estambres, generalmente opuestos a los lóbulos de la corola, estilo simple.
Filamentos de base dilatada.
  


Cáliz y sépalos:
Cáliz subsésil (sin pie), con 6 sépalos,


Fruto:
La fructificación es numerosa, de julio a septiembre, aunque se pueden verse con frutos en otras épocas del año.


Incluso frutos maduros al mismo tiempo que nuevas flores.


Fruto es una drupa carnosa, comestible y de buen sabor.
Globosos, aplanados por el ápice, de 5 a 9 mm de diámetro.
Apéndice apical corto (pie corto)


Con restos del estilo en el ápice del fruto.


De color verde pálido, se tornan de rosa-liliáceo a morado al madurar.
  


Semillas:
La dispersión es generalmente ornitocora (por aves).
La drupa carnosa, contienen una semilla dura.


Semilla de color oscuro, cubierta de una delgada pero dura corteza.



 Cultivo:
Su reproducción se hace generalmente por semillas, a pesar de su difícil e irregular germinación, tanto en la naturaleza como en cultivo, pues la técnica y cuidados requeridos para hacerlo por brotes basales “genetas” (multiplicación vegetativa), es muy laboriosa y requiere muchos mimos, además, hay que tener la suerte de contar con algún ejemplar cultivado con el desarrollo suficiente, para que produzca los brotes basales. Así nos lo dice Don José F. González Prieto, viverista y colaborador de la “GUÍA PRÁCTICA: Utilización de especies vegetales en Tenerife

  
Algunos consejos para su cultivo:
·         El momento de recolección de los frutos, es cuando la tonalidad sea violácea.
·         Si se despulpan antes de secarlos es más cómodo, pues de lo contrario habría que ablandarlos con agua para poder despulparlos.
·         Para conseguir una mejor germinación, además de elimina la pulpa se ha de eliminar la cáscara dejando la semilla desnuda.
·         Sembrar en época fresca, en sustrato sueltos con cierto grado de humedad (no encharcado) y abundante de materia orgánica.
·         Prefieren exposiciones soleadas o de semisombra.
·         La germinación puede tardar de 2-3 meses.
·         El crecimiento de la planta es bastante lento.



Para saber más:

Glosario Botánico

Arboles de Canarias:

Jardín Canario:

Video: