lunes, 4 de febrero de 2019

Oro de risco (Anagyris latifolia)





Es un endemismo Canario, presente en las islas de: Tenerife, Gran Canaria, la Palma y la Gomera.


Especie protegida y catalogada en Peligro de Extinción, por la escasez de sus poblaciones debido principalmente a la alteraciones del hábitat.


Arbusto caducifolio de la familia de las Fabaceae, que puede superar los 3 m pudiendo llegar hasta los 5 m de altura.


Tallos nudosos.


Tronco algo enmarañados y tortuosos


Corteza de color pardo oscuro y agrietada


Hojas trifoliadas.
  

Alternas


Foliolos de lanceolados a estrechamente ovados de 5-6 cm de largo.


Borde entero


Peciolo tomentoso de alrededor de 3 cm de largo


Peciólulos cortos


Base de los foliolos cuneado.


Ápice agudo y mucronado.


Hojas de color verde claro en el haz y verde blanquecino en el envés.


Hojas glabras en el haz, con el nervio central algo acanalado, nervios central y laterales amarillentos.



Envés tomentosos con nervio central muy marcado



Inflorescencias en racimos axilares algo péndulos, de intenso color amarillo.


Flores hermafroditas, corola papilionácea.
Florece y fructifica en los meses de invierno


Cinco pétalos libres, uno superior llamado estandarte, dos laterales o alas y dos inferiores llamados quilla.



El pétalo estandarte es más corto que el resto, con puntos oscuros en el interior.




Las dos alas ligeramente más cortas que las dos quilla.


Las dos quilla “aparentan” estar soldadas por el centro.



Ovario súpero, muy tomentoso, con múltiples óvulos, dispuestos de forma longitudinal.


Generalmente ocho estambres libres.


Detalle de antera y estigma.


Flores adaptadas a la polinización por insectos


Cáliz acampanado, tomentoso por fuera y por dentro.


Cáliz penta-dentado.


 El fruto es una legumbre grande, más o menos plana, algo ondulada, de hasta 10 cm de largo, muy tomentosa cuando es pequeñas, pero él tomento se distancia al crecer,
con semillas muy marcan y amarillentas al madurar.


Legumbres de color marrón al madurar.


Legumbres contienen entre una y siete semillas, lomentáceas (separadas por tabiques)


Semillas de color marrón claro.



Oruga de Uresiphita polygonalis depredando las hojas.
Gracias al Biólogo Don Agustín Aguiar Clavijo, por su ayuda para la identificación de esta especie


Huevos probablemente de Uresiphita polygonalis, sobre el fruto de la planta. El milagro de la vida.


El milagro de la vida.



Uresiphita polygonalis





Nota:
Fotos de detalles realizada en jardín en la Orotava.


miércoles, 11 de julio de 2018

Aloes en Canarias

Cuatro especies han conseguido adaptarse y escaparse de jardines y cultivos.
Aloe arborescens, A. ciliaris, A. maculata, A. vera.

Los nombres comunes por los que suelen ser conocidas en las islas: Pita, piteras, sábila,  pita sábila, acíbar.

El género Aloe, pertenece a la familia Xanthorhoeaceae, y consta de más de 500 especies aceptadas y un buen número más pendientes de resolver.
Todas las especies del género que crecen de forma silvestre en Canarias, han sido introducidas, bien por su utilidad medicinal u ornamental, el género es originario del Sur y Sureste del continente Africano.
Probablemente el Aloe vera es la más conocida, ya desde la antigüedad, los árabes y los griegos escribieron sobre ella, por sus extraordinarias propiedades medicinales, sobre todo, por su gran poder cicatrizante; aunque  no solo ha tenido importancia por sus propiedades medicinal, también, fue considerada sagrada por muchas culturas antiguas, no sólo en su lugar de origen, Sudáfrica, sino también, en algunas culturas Americanas, donde se cree que fueron los españoles los que las llevaron durante la conquista. Hoy día vuelve a recuperar protagonismo y en la actualidad hay toda una industria cosmética en torno a ella.

Como curiosidad añadir que en Canarias, antiguamente, se les daba de comer a las gallina, como remedio casero para curar el “gogo” (consistente en un tumorcillo en la lengua que no las deja cacarear).
(http://www.academiacanarialengua.org/palabra/gogo/)


Todas las especies comparten algunas características:  Hojas suculentas, más o menos acanaladas, dispuestas en rosetas que se agrupan al final de las “ramas”, variables en tamaño y color.
Las flores crecen en forma de espiga, más o menos densa, son estrechas, tubulares y acampanadas, pistilo y estambres suelen sobresalir de la flor.


Los frutos son capsulas lobuladas.


Suelen generar gran cantidad de néctar, lo que las hace muy atractivas para insectos y aves.



Aloe arborescens Mill.
Está presente en La Palma, Tenerife y Gran Canaria.


Tamaño:
Puede superar los 3 m. de altura


 Formar setos muy compactos.


Tallos:
Largos y robustos


Conservan las hojas secas, en cultivo suelen retirarse.


 Pueden estar ramificados, pero siempre con ramificaciones mucho más delgadas y débiles.


Cuando la planta adquiere cierta talla, acostumbra a desarrollar raíces adventicias.


Las hojas, forma una roseta que se agrupan al final de las ramas.


Hojas acanaladas y curvadas hacia el envés.


Bordes con picos curvados hacia el ápice de la hoja.


Flores en espiga, las flores permanecen erectas hasta que maduran y se abren, luego tienden a colgar.


Espiga floral que suele estar ramificada, pero puede no estarlo.


Flores tubulares, ápice verdoso o amarillento.
 



Aloe ciliaris Haw.
Está presente en Tenerife y Gran Canaria.


Tamaño:
 Es una planta trepadora, que puede formar un arbusto de hasta 1m de alto, sus tallos pueden superar los 5m. de longitud si tiene por donde trepar o extenderse.

Tallos:
Largos y sarmentoso, generalmente delgados, de 1 a 1’5 cm de diámetro, de color verde, plateados al envejecer, con las cicatrices de las hojas caídas.


Roseta:
Las hojas opuestas amplexicaule (abraza al tallo) algo distanciadas que se acumulas en el extremo de las ramas.


Hojas:
Verdes a verde pálido, lanceoladas, de hasta 15 cm, acanaladas.


Bordes:
Con dientes pequeños algo blanquecinos


Flores:
Inflorescencias en espiga, poco compacta, de 20-25 cm de altura, flores tubulares y colgantes, de color naranja, teñidos de amarillo verdoso en el extremo.



Aloe maculata All
Está presente en La Palma.


Tamaño:
Puede superar el 1’5 m. de altura y formar setos compactos.


Tallos:
Suele ser de tallo corto y roseta casi rastrera, algunos ejemplares longevos pueden crear tallo.


Roseta:
No suele superar 30 cm de altura y 40 cm de diámetro.


De color verde a verde-azulado o pardo rojizo.


Hojas:
Son justamente las manchas (maculas) que tienen en las hojas las que dan nombre a la especie y su carácter más diferenciador.


Bordes:
Con dientes grandes y poderosos


Flores:
Espiga floral ramificada.


Flores tubulares, en  racimos colgantes, de color naranja o rojizo.


El extremo de las flores blanquecino.
Con estambres y estilo sobresalientes.



Aloe vera (L.) B
Está presente en todas la islas.


Tamaño:
Puede superar los 1’5 m. de altura y formar setos muy compactos.


Sin duda es la especie más extendida en Canarias.


Tallos:
Generalmente es Acaule (sin tallo) o de tallo corto.


Roseta:
Con hojas grandes, que tienden a lo vertical, puede superar los 80 cm. de altura y de diámetro.


Hojas:
Las hojas pueden alcanzar 40 – 50 cm de longitud y 7 cm o más de ancho en la base.
De color verde grisáceo y tonos rojizos en condiciones más secas.


Las hojas de las plantas jóvenes, suelen tener manchas que pueden hacer pensar en Aloe maculata, por lo que habría que atender a la forma de las hojas y al entorno de la planta.


Bordes:
Con márgenes dentados, con el extremo del “diente” marrón-rojizo.


Flores:
Espiga floral generalmente ramificad, puede alcanzar el metro de altura, el doble de tamaño que las hojas.


Flores agrupadas en espiga cónica, compacta y larga.


Tubulares amarillo verdoso


Estambres y estilo sobresalientes.