jueves, 1 de septiembre de 2011

Pino canario, este faltaba.

Además de los árboles de la laurisilva, ya reseñados en este Blog.
Hay otros árboles tan singulares, que son incluso símbolos representativos de estas islas, por lo que merecen un comentario más extenso. Y que iremos desgranando en sucesivas entradas,  Tales el caso del Pino Canario, la Palmera Canarias, el Drago, el Cedro y el Almácigo aunque este último tiene una amplia distribución es merecedor de ocupar un espacio en este blog, pues tuvo antaño una muy amplia distribución.
Vamos a comenzar por el Pino Canario.


Pino canario, (Pinus canariensis).

Árbol que puede superar los 40 m. de altura, cuya principal característica es que sus hojas aciculares crecen de yemas gruesas, ovalado-cilíndricas compuestos por tres acículas, el único de este tipo en occidente, el congénere más parecidos se encuentran en el Himalaya (Pinus roxburghii). Aunque su habitad natural se encuentra entre los 1000 y los 2000 metros de altitud lo podemos ver en cotas más bajas como ejemplares aislado o formando pequeños bosquetes.
Hojas del Pino Canario.



Flores femeninas con piñas.


Flor Masculina.


Desarrollo de la piña.


Semillas.


Creciendo en una grieta de una pared vertical a unos 400 m. de altitud.


Siglos de evolución lo han dotado de una corteza de color rojo parduzco, agrietada que se engruesa rápidamente a medida que envejecen y lo protege de los incendios, muy frecuentes en zonas volcánicas; esta característica ha hecho que en diferentes partes del mundo sea utilizado para repoblaciones, por el contrario la madera extraída de él y liberada de su corteza protectora es tremendamente inflamable, debido a la abundante resina que continua emanando de ella incluso décadas después de haber sido cortada, esta característica ha hecho desaparecer iglesias y viviendas por completo pasto de las llamas, pues su extinción es muy difícil por no decir casi imposible, su facilidad para arder es tal, que ha sido usada como antorchas con las que alumbrarse en la noche ("jachos"), o para obtener lascas y astillas con las que encender el fuego.

Corteza de Pino

La corteza tras un incendio.
Se le van cayendo capas quemadas, pero el pino apenas ha sufrido daños.



Meses después de un incendio comienza a retoñar, recuperándose más de 90%.




En algunas ocasiones el fuego consume parte del tronco, pero no lo consigue derrotar.


Ya los “Guanches” lo utilizaban por la dureza de su madera para hacer "Banot” (lanzas) y bastón de mando.
Banot.

Lanzas.


Sobreexplotado antaño por los colonizadores por la calidad de su madera, sobre todo el duramen llamado “Tea”. Muy utilizado en la construcción de techumbre de vivienda e iglesias, puertas, ventanas y balcones así como en útiles agrícolas y ganaderos. En la actualidad está protegido y para talar un ejemplar, aun estando dentro de una propiedad privada, hay que solicitar un permiso especial.
La Tea es una madera muy dura, muy resinosa, con un olor penetrante e intenso al ser trabajase, con múltiples tonalidades de color rojizo, con un veteado muy marcado, que le confiere un aspecto rustico y robusto.
Madera de Tea



Aunque parezca mentira, todo es madera de “Tea”.

¡Todito de tea!
Escalera, pasamanos, piso, techo, puertas...


Techumbres y ornamentos de iglesias.



Por abajo es techo por arriba es piso


Bien reforzado.


Patio interior de una vivienda señorial.


Puerta de iglesia importante.


Puerta de iglesia más humilde.



Capillas de veneración a la Cruz.

En Canarias hay una gran devoción a  la Cruz, como demuestra los múltiples nombres: Santa Cruz de Tenerife, la capital de la isla, pueblos como El Puerto de la Cruz, y Barrios como La Cruz Santa, de este último – que es mi barrio – prometo una entrada de Blog, pues en él es tal la devoción, que en la festividad de la Cruz (2-3 mayo) se “enraman” más de medio centenar de cruces en viviendas particulares.
Fiesta, declarada de Interés Turístico de Canarias.

Cruz “enramada” en la Cruz Santa.


Cruz de Tea en la fachada de una casa en la Cruz Santa.


En las puertas de las viviendas particulares, también hay diferencias de clases.

Casa señorial.


Clase Media.


Humilde.


En las Ventanas También se diferencian las clases
Casa señorial.

Media.

Humilde.


Balcones, como demostrar la clase a la que se pertenece.

Casa señorial.

Media.


Humilde.


Otras utilidades:
Armazón de techumbres


Viejo confesionario.


Arcón algo rustico.


Bancos de tres y cuatro patas.



Desagüe de tejado, para hacerlo hueco con la herramientas de hace un siglo, no tenía que ser sencillo.



La dureza de la Tea, la textura casi cristalina y la gran facilidad para partir astillas al recto de la veta, hace que la talla en Tea sea muy complicada. Aún así, hay manos capaces de consegirlo.
Cojinete de puerta.


Adornos en balcón.


Para enseres agrícolas y ganaderos también fue muy utilizado.
Soporte para piedra de molino manual de “rolón o frangollo y gofio”,  (la piedra iba en el centro)


Modelo en miniatura hecho en tea y brezo, con piedra natural tallada.


Comedero para animales, “dornajo”, hecho de una sola pieza, 3 m de largo, 48 cm. de ancho y 40 cm de alto, con más de 300 kg. de peso


Otro más pequeño.


Lagar, totalmente hecho en “Tea”, la viga con más de 8 m de largo, pesa varias toneladas.


Tronco tallado a modo “Atarjea” (acequia) para conducir el agua salvando un pequeño barranco.
Este tiene más de 10 metros de largo.



Majador de juncos y paja.


Medio “Almud”, medida, de capacidad.

Cucharón.



Políticas erróneas de repoblación hicieron que se repoblara en muchas ocasiones con pinos foráneos, principalmente Pinus radiata y halepensis, pensando más con criterios económicos de explotación maderera que en con criterios ambiéntales, pues estos pinos son de crecimiento mucho más rápido que el canario. Esto ha traído consecuencias desastrosas, pues con los recientes incendios, amplias zonas han quedado totalmente arrasadas y expuestas a la erosión del terreno ya pobre de por si, pues estos pinos no son resistentes al fuego. De igual manera estos pinos son mucho menos resistentes a los temporales de viento, y estos han asolado amplias zonas con nefastas consecuencias.

Repoblación con pino foráneo, el viento los parte como lápices.


Pino Gordo de Vilaflor, mide 45 metros de altura y 9 metros de perímetro de tronco.


El pino canario, no ha sido muy utilizado como ornamental, principalmente por el porte que puede alcanzar. Aunque en la actualidad se están comenzando a utilizar el parque y jardines públicos.
Pino, camino del Volcán “Chinyaro”.



En algunas ocasiones se deja colonizar por un paisano
Cerrajón (Sonchus ssp).



Se utiliza en medicina popular en infusión, cocimiento, de retoños, piñas, semillas, resina, tea.
Tiene propiedades: Antiescorbúticas, analgésica, anticatarral, tónico capilar, odontálgica. 
Reza el dicho popular: “Algaritofe, tea y tomillo crece el pelo hasta los tobillos”
Algaritofe, (Cedronella canariensis); Tea, (madera de Pinus canariensis); tomillo, (Micromeria lachnophylla).
A este amigo le funcionó, otros lo seguimos intentando.


Pino de Ergos, aunque maltrecho sobrevivió al pavoroso incendio del 2007 que quemó más de 2.600 hectáreas.



La esperanza, con un “poco de tiempo” se terminará pareciendo al anterior.

6 comentarios:

  1. Muchas gracias por este trabajo tan maravilloso.
    Ha sido un gran placer discurrir por estas páginas llenas de conocimiento y amor por la naturaleza. Mil gracias

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por tus palabras, esto anima a continuar.

    ResponderEliminar
  3. Jesús, mi más sincera enhorabuena por este magnífico artículo. Las imágenes de todo lo que se puede hacer con la tea me han impactado. No tenía ni idea de toda esta ingente información con la que nos regalas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras.
      Con tu permiso, pongo un enlace a tu estrada sobre el pino.
      Siempre las influencias enriquecen.
      Un abrazo chicharrero.

      Eliminar
  4. Hola, que tal. Tengo un dornajo similar. ¿Alguien sabe que puede valer en venta?
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil tasar una pieza de ese tipo, depende del tamaño, el estado en que esté, etc.
      El precio también está relacionado con tipo de comprador, que ha de ser muy concreto y especializado, igual te tropiezas con alguien enamorado de lo tradicional y es capaz de darte un par de mil euros, como te tropiezas con alguien que te ofrece 50 y le parece que te está regalando el dinero.
      Te recomiendo que te dirijas a algún museo Etnográfico, ellos te pueden orientar y puede que estén interesados en la pieza.
      Otros lugares son casas de turismo rural o restaurantes rústicos.
      Aunque yo te recomiendo que no te deshagas de él, e intentes darle una nueva vida en tu casa, (depende del tamaño del dornajo y el espacio que tengas en la casa).
      Como maseteros para interior o para el jardín, como divisor de ambientes en una instancia,
      El mío lo convertí en sillón con algún arreglo, reconozco que modificar una pieza etnográfica es un poco “salvaje”, pero siempre será preferible que tenerlo abandonado hasta que se pudra o malvenderlo.
      Espero te sea útil.
      Un abrazo chicharrero.

      Eliminar